lunes, 21 de abril de 2014

El sendero de la Fuerza


La letra Kaf abandonó su primitiva ubicación, en la base de la Columna de la Misericordia, y se trasladó hacia el centro del Arbol, para enlazar las esferas de Tiferet y Gevurah; pues, al ser copa y receptáculo, debía recibir, contener y medir todo aquello que procediese del exterior social, a través de la 5ª sefirá. El aspecto objetivo de esta esfera se haría subjetivo para poder llegar a Tiferet convenientemente filtrado; pero este filtro debía hacerse con suavidad y control, o en caso contrario el Centro Crístico habría podido quedar desbordado. Por esta razón se asoció la letra en este nuevo puesto al Arcano XI, La Fuerza.
Séfer Ha Neshamá (Jaime Villarrubia, Carmen Haut, Dulce Mª Millera)



La letra hebrea que corresponde al sendero es la letra כ Kaf, la undécima del alefato hebreo, cuyos significados simbólicos son “cáliz, copa”, “mano abierta”. El Sefer Yetziráh dice de ella: “El hizo  a la letra Kaf reinar sobre la Vida, y la ciñó una corona y combinó una con otra y con ellas formó a Venus en el Universo, el Miércoles en el Año y el ojo izquierdo en el alma masculina y femenina”.



El Arcano XI del Tarot, que corresponde a la letra Kaf, nos muestra una mujer sujetando con ambas manos la boca abierta de un león, y lo hace sin aparente esfuerzo, ya que no muestra tensión alguna. Esto nos sugiere el dominio de la inteligencia sobre la fuerza bruta, de la mente sobre el instinto. El sombrero con forma de 8 o de infinito es receptivo a las fuerzas superiores, lo que subraya el dibujo interior que asemeja el plumaje de un águila, señalando las alturas de las que proviene la inspiración del arcano. Hay un número que se repite en diversos detalles del naipe: los seis picos del sombrero, los seis dientes del león y los seis dedos de su pie izquierdo. El seis nos remite a la sexta sefirá: Tiferet, a la que llega este sendero desde la sefirá de Gevurah. El Centro Crístico armoniza la fuerte restricción que Gevurah impone para dominar las fuerzas instintivas que, y es muy importante, no son eliminadas sino sujetadas, y, por la expresión dócil del león, convertidas en “mascota”, es decir; puestas a disposición del arcano. La uña del dedo gordo del pie de la mujer, pintada de rojo, subraya la gran energía que se necesita para esta labor, energía que sale de la esfera roja: Gevurah. La metáfora más adecuada a este arcano es la de la Consciencia dominando las fuerzas inconscientes, y haciéndolo según las palabras de Zacarías: “No por Fuerza, ni por Poder, sino por Mi Espíritu”.



El Arcano XI comienza la siguiente decena de números. En el Arbol de la Vida, a medida que éstos aumentan, vamos “bajando de nivel”. La Fuerza se encuentra en el Nivel de Briah, integrando la Triada del Despertar y formando la “copa” de las virtudes cardinales como la Fortaleza, junto con la Prudencia (El Ermitaño), la Justicia (La Justicia) y la Templanza (La Templanza).

 El numero 11 tiene un doble significado. Por un lado está fuera de la decena que constituye la manifestación divina: “Diez sefirot de la Nada, diez y no nueve, diez y no once” dice el Sefer Yetzirah. Por otro, se corresponde con una undécima sefirá, la esfera oculta: Daat, conjunción de Jokmáh y Bináh. Curiosamente también es la suma de los valores del nombre oculto de Dios וה, (5 + 6), lo que le otorga un carácter sagrado. En la simbología cristiana es un número maldito (los apóstoles quedaron reducidos a once tras la traición de Judas). Al estar formado por dos cifras iguales es un número maestro, con el 22, 33, 44… El 11 encierra la dualidad, suma 2 y, al estar compuesto por dos 1 sugiere dos individualidades que pueden estar más o menos  enfrentadas. Si la confrontación es excesiva puede llegar a manifestarse el aspecto violento de Guevurah, como parecen sugerir los atentados perpretados en día 11 de septiembre en Nueva York .

El sendero XI, entre la esfera roja (Guevuráh) y la amarilla (Tiferet)


La Fuerza nos habla de una persona que sabe ponerse límites, que no otra cosa es el autodominio, y que también sabe poner límites a los demás. Hay una gran cantidad de energía disponible y una gran vitalidad. En el aspecto más elevado apunta al guerrero espiritual, al héroe que lucha con valor por el triunfo de la Verdad. Este arcano tiene un marcado aspecto personal, en tanto en cuanto el primer enemigo a dominar somos nosotros mismos, pero es ante todo social, ya que el fin del guerrero espiritual es ayudar a la humanidad en su evolución.


TIPO DE SENDERO: Estructural de la Mente o Individualidad.

DIRECCION DEL SENDERO: De doble dirección abierta en todo momento, entre Guevurah y Tiferet: el guerrero que representa Guevurah defiende la individualidad que representa Tiferet, y este Yo a su vez interactua con la fuerza de Guevurah dándole un objetivo para luchar o resistir.

SIGNIFICADOS: La fortaleza. El autodominio. La sociabilidad. La defensa del Yo de ataques externos o internos. El instinto de superación. La resiliencia. La autodisciplina. La relación con mujeres de la misma generación.

CORRESPONDENCIAS EN EL SER HUMANO: El sistema inmunológico, encargado de destruir los agentes nocivos para el organismo: bacterias, virus, células cancerosas etc. El bazo, como órgano principal del sistema inmune. El páncreas, encargado de funciones metabólicas y digestivas. La mano, el antebrazo y el lado izquierdo del pecho, en las mujeres el seno izquierdo. De perfil: el corazón y el pecho.

PROBLEMAS SI ESTA BLOQUEADO: Por exceso: violencia, incluso crueldad y sadismo. Exagerado instinto de lucha. Personas coléricas que no dominan su ira y explotan por cualquier nimiedad. En el aspecto social, necesidad compulsiva de relacionarse con otros. Competitividad entre mujeres, con las consiguientes envidias y riñas. Por defecto: debilidad, sobre todo de carácter, lo que lleva a ser fácilmente atacado o dominado por otros. Rechazo de las relaciones sociales, por miedo a ser humillado.

PROBLEMAS DE SALUD: Enfermedades autoinmunes (el ataque se vuelve contra uno mismo). Sistema inmunológico debilitado, que lleva a padecer enfermedades infecciosas de todo tipo, incluyendo el cáncer, sobre todo la leucemia (exceso de glóbulos blancos). Problemas con el páncreas: diabetes (desequilibrio del nivel de insulina), digestiones difíciles (enzimas digestivas ineficaces).


¿Por qué es una mujer la protagonista del arcano? Porque la verdadera fuerza no es cuestión de músculos y nada tiene que ver con la violencia. Por el contrario, tal y como afirma Gandhi: “El amor es la fuerza más sutil y penetrante”. Y cualquier hombre inteligente sabe que las mujeres son más fuertes, ya que esta cualidad es imprescindible para dar la vida y hacerla prosperar gracias a un amor incondicional.


LA FORTALEZA DE UNA MADRE


 Y las parteras respondieron a Faraón: Porque las mujeres hebreas no son como las egipcias; pues son robustas, y dan a luz antes que la partera venga a ellas. ( EXODO 1:19 )


Jocabed salva a su hijo Moisés dejándolo en el Nilo,
 aún a riesgo de perderlo para siempre

No hay comentarios:

Publicar un comentario